Estrés y descanso, ¿cómo se vinculan?

WhatsApp-Image-2021-04-09-at-11.32.40-1.jpg

¿Qué es el estrés?

Es la respuesta adaptativa del organismo ante diversos estresores. Entendemos por estresores a circunstancias o situaciones imprevistas que las percibimos como una amenaza.

Hay tres etapas de adaptación al estrés:

1era: ALARMA: el cuerpo reconoce la amenaza y se prepara para la acción. Hay liberación de sustancias como la adrenalina que aumenta la frecuencia cardíaca, el ritmo respiratorio, se elevan los niveles de azúcar en sangre y aumenta la sudoración.

2da: ADAPTACIÓN: el cuerpo responde y se adapta a la nueva situación. 

3ra: AGOTAMIENTO: que ocurre en caso de que persista la situación de estrés que por su intensidad o duración se pasa a un estado crónico de estrés.

Las etapas de adaptación dependen por un lado del tipo de estímulo y por otro lado de la respuesta conductual de la persona. 

La manera en que se manifiesta el estrés es diferente para cada persona. Como el estrés afecta a todas las personas, es importante tener en cuenta que los niños también lo sufren. 

¿Es nocivo el estrés?

En principio es un mecanismo de protección por el que el organismo trata de responder de forma adecuada a dicha situación. Cuando la situación estresante es leve, corta y controlable, puede incluso hasta ser placentera y positiva para el desarrollo cognitivo y emocional. Sin embargo, cuando la situación es continua, severa y no la podemos manejar el estrés nos puede conducir a un estado de enfermedad psicológica y física.

¿Cómo afecta al sueño?

El estrés genera un estado de activación fisiológica, asociado con aumento de la atención y alerta, que a su vez inhibe la aparición de sueño y aumenta los despertares. Este estado estaría relacionado con incremento de los valores de corticoides y catecolaminas como la adrenalina.

 

¿Qué podemos hacer para mejorar el descanso en situaciones de estrés?

Para contrarrestar el estrés es importante realizar actividades que generen relajación como practicar algún deporte, estar en contacto con la naturaleza, hacer yoga o meditación, pintar, escuchar música, etc. Sin embargo, en determinados casos cuando el estrés es muy severo o difícil de controlar se puede recurrir a la psicoterapia y eventualmente se pueden usar fármacos, siempre por un período corto de tiempo y bajo supervisión de un profesional médico.

 

 

 

 

 


Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *


© 2019 COPYRIGHT Noctis.com.ar

× Escribinos