Los equipos de CPAP y BiPAP se utilizan para el tratamiento de las apneas del sueño. Son dispositivos que van conectados al paciente a través de una mascarilla nasal o nasobucal, que suministran aire a una mayor presión a la del aire ambiente y de esa forma evitan el colapso de la vía aérea. Es necesario hacer una titulación del CPAP o BiPAP para poder determinar la presión óptima para el tratamiento de las apenas del sueño.